Bienvenidos

Días Laborables : Lunes a Sabado - 9am to 5pm
  Teléfono : 849-207-5393

Cada día son más los hombres que pasan por el bisturí

Gladys Arcila relata que en la fundación cuenta con unas 5.000 historias clínicas documentadas.
“Algunas mujeres han fallecido y otras sufren enfermedades terminales”, expresa.

Agrega que también llegan hombres, cuya tendencia aumenta y es amplia la variedad de procedimientos, como la lipo, botox, rellenos, marcación de abdominales, glúteos, entre otros.

En la mayoría de ellas se hace difícil el entorno familiar.
En su caso tiene la fortuna de contar con el acompañamiento de su esposo Hugo Sánchez, pero en la mayoría a las complicaciones de salud se suma el rechazo de la pareja y hasta abandono ante las afecciones en senos y otras partes y no falta el bullying familiar y hasta de los hijos.“Los estados depresivos se dispararon, han intentado suicidarse por la angustia de tener en el cuerpo algo que no te deja dormir y también te dejan sola”, expone.

Su esposo dice que la vida familiar se altera y más el aspecto económico pues hay que dar prioridad a citas médicas, exámenes de alto costo y procedimientos.

Ester, una de las afectadas, relata que hasta la vida sexual se alteró. Poco le gusta dejarse ver y en sus relaciones, las lesiones en sus senos no permiten ni las caricias.

En H2O resaltan que en algunos casos de malos procedimientos no se trata solo de centros de estética o las llamadas ‘clínicas de garaje’ sino que también tienen su responsabilidad reconocidas clínicas y médicos, que en algunos ocasiones no investigan la historia clínica del paciente o en un mismo día someten a la persona a diversos procedimientos, que no resisten.

Translate »